El Sistema de Evaluación de Impacto en el Desarrollo (SEID), se ejecuta a través del Índice BCIE de Impacto en el Desarrollo (denominado I-BCIE) para proyectos y para el crédito intermediado. A nivel histórico, durante los últimos 10 años el SEID ha sufrido actualizaciones y reformas con la finalidad de adaptarse de mejor manera con las necesidades y requerimientos de la Institución y de igual forma a las mejores prácticas internacionales.

Se establece el Sistema de Evaluación de Impacto en el Desarrollo (SEID 3.0), como el mecanismo de evaluación aplicado por el BCIE para identificar con claridad las relaciones causa efecto entre la operación y los resultados esperados (ex ante) y obtenidos (ex post), ya que pueden existir factores ajenos a la operación, que ocurran durante el mismo período, y que expliquen los resultados observados (esto es usualmente conocido como atribuibilidad).

El SEID 3.0 sigue la propuesta de “administración por resultados” que estudia y custodia la secuencia causal entre los insumos y los resultados para determinar la eficiencia y la eficacia de la operación en el logro de los objetivos encomendados.

Para la implementación del Sistema de Evaluación de Impacto en el Desarrollo (SEID 3.0), se establecen las siguientes evaluaciones para las operaciones:

  1. Evaluación Ex ante que es una valoración que se efectúa antes de poner en práctica la operación, donde se define el objetivo, línea base y meta de la operación.
  2. Reporte de Seguimiento de Proyecto (RSO) cuya característica se concentra en determinar cuál es el estado de la operación (en un momento específico) a lo largo de su etapa de ejecución. La particularidad de esta fase es la de proveer un seguimiento continuo sobre la evolución de la operación en el tiempo
  3. Evaluación Ex post que consiste en la valoración sistemática y objetiva de una operación ya concluida con el fin de medir el impacto logrado.